Tantas veces Marcahuasi?

20140420 - 02712-2 (FILEminimizer)

Hay cosas que me gustan y justamente por eso las repito. Macahuasi, si bien es uno de los destinos harto conocido en todo el mundo, resulta muy agradable visitarlo siempre. Existen infinidad de posteos describiéndola. Esta, es una mas de esas (por siaca te dejo un link). Bueno, la verdad que no. Si eres amateur o quieres empezar haciendo esta cosa loca llamada trekking, este es tu destino. Si te vacila la fotografía y quieres pasarte todo el día tomando paisajes bien cheveres, este es tu destino. Marcahuasi (va a leerse medio místico), encierra unas vibras buena onda. Todo super tranquilazo. Tan tranquilo que no es raro ver (como yo) gente sola andando de un lado para otro (como si estuviéramos locos). En fin. Si ya fuiste, vuelve y si aun no, a que esperas?

Criollada le llaman…

image

Me pregunto: Que habrá pasado por la cabeza de este tipo mientras aseguraba su bicicleta al letrero de prohibición? Porque lo ha tenido que leer. Eso es un hecho! “NO MOTOS Y BICICLETAS” O sea? No jodas pe wbn! Pero igual, no sorprende ver esto. Me recuerda a los letreros de “No tirar basura, sonríe te estamos filmando”. Tampoco me jodan pues, nadie filma nada! Pero pareciera que cuando se prohíbe algo, el mensaje llega al revés. En cada letrero de “Prohibido…. (algo) ” tooodos hemos visto que está ahí mismo justo lo que no se quiere. Prohíben tirar la basura, el sitio está hecho una mierda. Prohíben no orinar, el sitio es un caldo lleno de moscas. No pues! Luego de que el tipo pusiera su candado y me viera tomándole la foto, pasó sonriente por mi lado y ni se inmutó ni nada. Fresco caminaba el csm. Eres de un periódico? Me preguntó un chico lustra botas. No, solo ando por ahí tomando fotos, le respondo. Ese pata chambea al frente y todos los días deja su cleta ahí en el letrero, comentó con cierto aire envenenado. Lo mas gracioso es que ese letrero pertenece a uno de los jardines, que pertenece a la municipalidad. En los alrededores, policías y serenasgos pero al parecer a todos les chupa un huevo eso. Pienso: El problema, no es que no respetemos. El problema, es que no nos hacemos respetar. Exigir respeto cansa, exigir respeto cuesta. Para que hacerlo, no?

Un caminante y un dulce, recorren grandes caminos.

20141125 - 00006-2 (FILEminimizer)Cuando me llamaron diciendo que me habían enviado algo por mi cumpleaños, aluciné lo típico: Un par de medias Lancaster o el clásico calzoncillo color blanco marca “Stripper”. Sin embargo, era una caja de modestas dimensiones. Hmmm, pensé. Dentro, colores llamativos robaban mi atención. Boquiabierto, me quedé un minuto observando esa caja.  Sin lograr evitarlo, creo que hasta lo dije en voz alta: Puta que paja!!! Pocos, quizá contados con los dedos, han sido los regalos que han llegado a mis manos y me han sacado esa expresión. (De un juguete en particular hablaré en un siguiente post). Ya sobre la mesa, cual niño que no aguanta las ganas de desenvolver su regalo (lo admito, tengo un niño dentro y lo peor es que no quiero deshacerme de él), lo abro y se muestra ante mí una suerte de decoración muy curiosa y a la vez conocida. Un letrero indicando una ruta de trekking, un par de montañas, un montañista, una brújula, cuerdas y piolet, unas botas! Y una tarjeta que reza: “Un caminante y un dulce, recorren grandes caminos. Feliz Cumple Tío”. Eran (son) Cupkakes weon! De nuevo: “Ala, puta que paja!!!”. Pienso: “Algo como esto no podría comérmelo. Imposible. Esto lo tengo que mostrar. Se los tengo que enseñar a todos. Me tienen que envidiar. Seeee”. Pero no envidia del regalo (mentira), sino más bien envidia de la persona que se tomo el trabajo de hacer esto (bueno, en realidad de mandarlo hacer). Digo, algunos somos curiosos y por ahí nos salen algunas cosas que causan sorpresa. Pero del millón de cosas que se le pudo haber ocurrido, no pudo estar más acertada. Incluso ahorita, sí ahorita, mientras estoy escribiendo esto, tengo una sonrisa que no me puedo quitar pensando en cómo se le ocurrió tremendo detalle. Pienso que todo esto se resume a una sola palabra: Amistad. En realidad la buena química es lo que genera una buena amistad y eso es lo que tengo en este momento. Confieso que me he portado mal con esta persona. Lo reconozco. Pienso también en algunos amigos que he perdido. Pienso que jamás los recuperaré. Pienso que quizá esté equivocado respecto a mi anterior pensamiento. (?). Volviendo a lo anterior y ya para terminar porque debe ser muy aburrido leerme, diré: “Oye, muchas gracias por estar ahí, realmente loo aprecio mucho y si algo hice mal, siento mucho haberte lastimado” (esto último te lo diré personalmente).

Me gusta descansar en el campo. Y a ti?

My favorite twilight

Si fuiste a la Laguna Rapagna, seguramente viste la vivienda del Sr. Carlos. Bueno es una de las muchas que tiene. La de la foto es la que está casi a 30 minutos, desde que se inicia el ascenso, desde la carretera. Pero todo el atractivo está en todo su recorrido. Y es que los atardecer de montaña son bien bacanes. Pienso que vivir acá sería muy agradable. Todo pasa tan lento. Hay tiempo para hacer casi cualquier cosa. Que paja, no?

BMX, que buenos recuerdos…

Jump, Jump!

Paseaba por la Plaza de Armas de Piura cuando un grupo de bikers llamó mi atención. A por ellos, me dije. Mientras me disponía a hacerles las tomas, llegaron a mí recuerdos de mi infancia. Infancia en la que me divertía un huevo con mi cleta. Solo tuve una BMX y sí que me sacaba la mierda intentando hacer las piruetas mas básicas. Eramos jóvenes, las cicatrices serían parte de la vida. Algunos chicos, al verme cerca, se empezaron a lucir con sus acrobacias. Y vaya que hacían algunas que nunca llegué a intentar. Ahora que lo pienso, después de mis frustrados intentos por dominar esas dos ruedas tuve que dejarlo. Dolía. Y mucho. Creo que solo usaba mi BMX para trasladarme y no para darle el uso para la que fue creada: El Freestyle. No era bueno mas que para pedalear. Lo admito. Uno de ellos (el palomilla del grupo), me pregunta si sabía maniobras mientras se bajaba de su bici. Quería demostrar su palomillada. -No niño, pero te regalo las fotos si saltas mejor que tus amigos. El chico saltando era peor que yo pedaleando. Enseñar fotos tomadas siempre resulta una buena experiencia. “Yo volé mas que tu!”, “Mira, que paja sin manos!”, “Asu”. Todos reímos. Los bikers siguieron con sus maniobras. Me quito y pienso: Comprarme una cleta? Hmmm…

Drones! Drones everywhere!

Drone

Si, eso. Ahora están por todas partes. Quizá hace un año veía maravillado como estos aparatitos se acercaban a los momentos exactos para capturarlo todo. Es mas, me decía a mi mismo que algún día me compraría uno. Si, me tenia que hacer de uno de esos. Pensaba: Será mi próximo juguete. De esos sentimientos amor – odio lo sentí este fds. Salí a por unas fotos de playita. Veo mucha gente mirando el cielo. Pensé: Ojala sea algún meteorito cayendo. Seria una buena toma. Maldición, eran 7 drones descontrolados sobrevolando el cielo de un parque. Uno de ellos controlado por un niño de quizá 7 años! Siento envidia. No les hago caso. Escucho el Woooow de la gente. Me resisto a mirarlos. Quería serles indiferente a estos aparatitos que se estaban llevando la admiración de muchos. Escucho un zumbido. Uno de ellos estaba siendo aterrizado. La verdad que ahora que los veo mucho más de cerca, no son la gran cosa. Una vaina con hélices y una cámara de acción instalada… Para que querría comprarme algo así!? Soy hipócrita. Maldita sea, ese drone está de la csm. Vuelve a despegar. No me resisto. Se eleva sobre mi cabeza y la capturo. Luego averiguo cuanto cuesta uno de esos. Me sorprendo. Lloro. Maldición, un juguete muy caro.

Araña Casera, una mas de la familia.

House Spider

Este post no tiene nada que ver con viajes. Creo que más bien es informativo (al menos eso intentaré) o quizá solo son las ganas de escribir algo. Seguro que te ha pasado que te da de esos mini infartos cuando algo te paltea, no? Ya pues, lo mismo me pasó hace un rato. Ahí limpiando la casa cuando de pronto, muy despacio y lentamente descendía esta arañita. Bueno era grande, solo que trato de no exagerar para no parecer miedoso. Pienso: Me tomará al menos dos minutos volver de la otra habitación con la cámara para tomarle una foto a la intrusa. Pero corría el riesgo de que al volver ya no la encontrara y quizá se esconda en una media o algún calzoncillo de los que andan tirados por mi piso. Me la juego! Quizá me leyó el pensamiento o solo bajó un rato de la esquina donde se encontraba para “estirar las patas”. Mi modelo posó bien bacán para la foto. Vuelvo a pensar: Y si está tomando impulso para saltarme encima e inyectarme su veneno directamente en alguno de mis ojos!!! Soy un exagerado, lo admito. Al final, la espanté para que regresara a su esquina y no incomodarla mientras seguía haciendo limpieza. Horas después quería informarme algo sobre las arañas caseras. Me picaba el bichito (nunca mejor dicho). Y me encontré con que una picadura de este tipo puede causar fiebre, escalofríos, picazón, estado de shock, vómitos y agitación. O sea, estaba cagao! Salí a buscar a la intrusa para darle fin antes que ella a mí. No la encontré. Ahora no pienso, me digo en voz alta: Que huevón eres Ronald!