Mascotas Inmortales

image

Con los años vamos entendiendo el significado de la palabra muerte y algunas veces viviéndola en carne propia. Nada se compara a la partida de un familiar. Nada. Pero cuando eres niño sientes que el mundo se te viene abajo con la muerte de alguna mascota. Me pasó a mi con un perrito de raza muy humilde al que le tenía mucho cariño. En ese entonces mis padres sabios supieron consolar mi pérdida. Hoy, ese mismo episodio se vuelve a repetir. Ya no conmigo sino con unas niñas hijas de mi novia. Ellas, al inicio muy entusiasmadas con la llegada de su nueva mascota, preocuraron tener de todo para que la nueva integrante la pase bien. Aún recuerdo el nombre que le pusieron: Luna Kiara. Un coneja de raza cabeza de león muy curiosa por la redondez de sus ojos. Lo cierto es que Luna Kiara sólo nos acompañó algunas horas. En la noche del día siguiente falleció por una razón que no podemos explicar. Gatos? Alimentación? Ventilación? Agua? Nunca lo sabremos. Pero tras su partida, deja atrás a dos niñas, muy emotivas, llorando. Una de ellas culpándome por algún motivo que no puedo explicar. Ahora me encuentro en ese momento en el que debo de saber consolarlas. Espero hacerlo bien. Todo esto es nuevo para mí…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s