Araña Casera, una mas de la familia.

House Spider

Este post no tiene nada que ver con viajes. Creo que más bien es informativo (al menos eso intentaré) o quizá solo son las ganas de escribir algo. Seguro que te ha pasado que te da de esos mini infartos cuando algo te paltea, no? Ya pues, lo mismo me pasó hace un rato. Ahí limpiando la casa cuando de pronto, muy despacio y lentamente descendía esta arañita. Bueno era grande, solo que trato de no exagerar para no parecer miedoso. Pienso: Me tomará al menos dos minutos volver de la otra habitación con la cámara para tomarle una foto a la intrusa. Pero corría el riesgo de que al volver ya no la encontrara y quizá se esconda en una media o algún calzoncillo de los que andan tirados por mi piso. Me la juego! Quizá me leyó el pensamiento o solo bajó un rato de la esquina donde se encontraba para “estirar las patas”. Mi modelo posó bien bacán para la foto. Vuelvo a pensar: Y si está tomando impulso para saltarme encima e inyectarme su veneno directamente en alguno de mis ojos!!! Soy un exagerado, lo admito. Al final, la espanté para que regresara a su esquina y no incomodarla mientras seguía haciendo limpieza. Horas después quería informarme algo sobre las arañas caseras. Me picaba el bichito (nunca mejor dicho). Y me encontré con que una picadura de este tipo puede causar fiebre, escalofríos, picazón, estado de shock, vómitos y agitación. O sea, estaba cagao! Salí a buscar a la intrusa para darle fin antes que ella a mí. No la encontré. Ahora no pienso, me digo en voz alta: Que huevón eres Ronald!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s