Solo era una lagartija…

Imagen

Luego de dar (por el susto) un salto triple invertido hacia atrás pude identificar a la minúscula lagartijilla que estaba sobre mi escritorio. Era del tamaño de un meñique. Lógicamente comuniqué al hotel la presencia del intruso lo cual fue desestimado por el encargado diciendo que encontrar estos animalitos, eran de lo mas normal y que solo andaban por los baños. Al volver a la habitacion, la escurridiza lagartija se encontraba inubicable. Asumí que se fue por donde vino. Pensé: Tal vez mi presencia debió ahuyentarla. Madrugada. Estaba teniendo un buen sueño cuando me despertaron las picadas de los zancudos. Malditos succiona vidas!!! En mi afán por volver al sueño, atiene a darme una palmada en la pierna para ahuyentar a los bichos. SPLASH!!! Pensé: Debió ser un zancudo muy grande! No, no era un zancudo grande…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s